6 alimentos para dormir bien

¿CÓMO PUEDO MEJORAR MI SUEÑO?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los adultos tengan al menos siete horas de sueño cada noche. Dormir bien es un componente importante para la buena salud. Puede mejorar la memoria, mejorar el estado de ánimo y regular el apetito. También puede restaurar sus órganos vitales como su corazón; mientras duerme, su cuerpo trabaja para reparar músculos, órganos y otras células. Los estudios han relacionado la falta de sueño con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y aumento de peso.

Ciertos alimentos contienen sustancias naturales que pueden ayudar a promover una buena noche de sueño. Dormir bien es vital para su salud.

6 alimentos para dormir mejor

Dormir bien forma parte de un estilo de vida saludable. Debe ir acompañado de una dieta adecuada, realizar ejercicio físico de forma regular e incluso trabajar nuestra mente con actividades como pueda ser la meditación o el yoga.

Muchos hábitos mejoran la calidad de nuestro sueño. Se recomienda evitar dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes y televisores aproximadamente una hora antes de acostarse, seguir un horario de sueño

constante, mantener la habitación oscura y dormir a una temperatura fresca y agradable. Crear rituales calmantes como tomar un baño caliente también nos ayuda a prepararnos para la cama.

¿Sabía, sin embargo, que lo que come puede afectar negativamente su sueño? Por ejemplo, es importante evitar las comidas abundantes, la cafeína y el alcohol antes de acostarse.

Además, ciertos alimentos contienen sustancias naturales que pueden ayudar a promover una buena noche de sueño. Si bien la investigación sobre los alimentos que inducen el sueño no es concluyente, aquí hay seis alimentos que puede mantener en su cocina y que se cree que lo ayudarán a quedarse dormido.

Kiwis

Un estudio científico encontró que las personas que comían kiwi antes de acostarse se dormían más rápido y dormían más tiempo y de manera más eficiente.

Los altos niveles de antioxidantes (los kiwis son una buena fuente de vitaminas antioxidantes C y E), así como el contenido de folato y vitamina B, pueden explicar el mecanismo de promoción del sueño del kiwi. La deficiencia de ácido fólico se ha relacionado con el insomnio.

Cerezas

El contenido natural de melatonina y fitonutrientes en las cerezas ácidas se ha relacionado con sus beneficios para promover el sueño. La melatonina es una hormona que regula su ciclo de sueño y vigilia y le indica al cuerpo que es hora de irse a la cama.

Las cerezas ácidas también contienen antiinflamatorios, que pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. En este estudio, las personas que bebieron ¼ de taza (4 cucharadas) de jugo de cereza ácida durante una semana durmieron alrededor de 40 minutos más cada noche que las que bebieron placebo.

En otro estudio, las personas con insomnio que comenzaron a beber zumo de cereza ácida durmieron más de una hora cada noche.

Nueces y semillas

Los frutos secos y las semillas contienen grasas saludables, que ayudan a reducir los niveles de hambre, y magnesio, que ayuda a relajar los músculos.

Las almendras y nueces, específicamente, contienen melatonina. Las semillas de calabaza y girasol contienen triptófano, un aminoácido esencial y precursor del neurotransmisor serotonina, que puede convertirse en melatonina.

Pescado azul (ricos en omega-3)

Los pescados como el salmón y el atún son una buena fuente de ácidos grasos omega-3 y vitamina D. Estos nutrientes pueden ayudar a regular la serotonina, un neurotransmisor elaborado a partir del aminoácido

triptófano, que ayuda a regular el sueño, el estado de ánimo y otras funciones.

Los pescados grasos también son ricos en proteínas, que se ha demostrado que promueven el sueño. Curiosamente, los estudios muestran que la dieta mediterránea, que tiende a incluir más pescado en lugar de carne, se ha asociado con una mejor calidad del sueño en los adultos mayores.

Infusiones calientes de hierbas

Una bebida caliente puede calmarlo y darle ganas de dormir. Las siguientes infusiones de hierbas pueden ayudarlo a relajarse al final del día: manzanilla, lavanda, bálsamo de limón, pasiflora e infusión de lúpulo.

La infusión de pasiflora contiene varios flavonoides, que pueden ayudar a promover el tiempo de sueño. En este estudio, beber té de manzanilla se ha asociado con beneficios para dormir a corto plazo y un mejor estado de ánimo en mujeres posparto.

Debemos evitar infusiones como el té, ya que es rico en teína y es un estimulante que puede interferir con nuestro sueño.

Leche caliente

Si alguna vez ha leído algo sobre los alimentos para inducir el sueño, probablemente haya oído hablar de este. Científicamente, puede haber alguna conexión entre el contenido de melatonina y triptófano de la leche tibia y la mejora del sueño.

Pero quizás más poderoso sea el vínculo psicológico entre la leche tibia y la hora de acostarse cuando era niño. La rutina de beber un vaso de leche tibia antes de acostarse puede traernos recuerdos de la infancia, lo que puede ayudarnos a relajarnos. Cualquiera sea la razón, beber leche tibia antes de acostarse puede ayudar.

Aunque no sabemos hasta qué punto estos alimentos pueden ayudarlo, son saludables. No tiene nada que perder al probarlos para inducir la somnolencia.

Recuerde asociar hábitos saludables a la rutina del sueño, como el ejercicio diario, una dieta equilibrada o la meditación. Y evitar estímulos desfavorables como los dispositivos electrónicos, los estimulantes o la irregularidad en los hábitos de sueño.

6 alimentos y bebidas que pueden ayudar con el sueño:

Kiwis.

Tarta de cerezas.

Nueces y semillas.

Pescado azul rico en omega-3.

Infusiones de hierbas.

Leche caliente.

#EstilodeVidaSaludable #Sueño #HábitosSaludables

Información extraída de: Health Usnews

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *